lunes, 18 de marzo de 2013

He vuelto

¡Ya estoy de vuelta! Han pasado más días de los que dije que en un principio que estaría fuera pero al final volví más tarde de mi viaje y estos días he estado muy ocupada con trabajos y prácticas. Siento los días de retraso...


Estuve en Tenerife, en concreto en Adeje, al sur de la isla. Mis tíos y mis primos se fueron a vivir allí el año pasado así que fui a verlos. Ha sido un viaje un poco movidito. Cogí el avión en Barcelona justo el día que acababa el congreso de móviles y el aeropuerto estaba a tope. Salí pronto de casa porque llovía así que llegué con tiempo al aeropuerto, menos mal. Porque cuando llegué había unas colas tremendas en facturación y al final facturé la maleta en el último momento. 



En el vuelo tuvimos bastantes tramos de turbulencias por lo que no nos dejaban levantarnos. Como ya sabéis, me tengo que operar de la rodilla, así que cuando me bajé del avión casi no podía caminar. Esos días pasó un temporal por las islas y, sinceramente, creo que exageraron un poco con las alertas ya que lo que pasó por allí no es ni una tormenta preocupante en mi pueblo. 



A la vuelta volaba desde el aeropuerto del norte y mientras íbamos hacia allí se nos estropeó el coche por lo que perdí el avión. El siguiente vuelo que encontré a un precio razonable era tres días más tarde.

Nunca había estado en la isla pero me gustó bastante, es muy diferente a donde yo soy y me hizo gracia eso de ver nieve el punta del Teide.



Durante el viaje hubo algunos momentos de estrés. Esto lo digo porque el día que perdí el vuelo de vuelta llamamos a dos taxis, que entraban en el seguro del coche, uno para que me llevará a mi al aeropuerto (estabamos a un cuarto de hora) y otro para que llevara a mis primos a casa. Pues bien, tardaron una hora en llegar. Llegó la grúa a la media hora de llamar y tuvimos que esperar a los taxis otra media hora. Evidentemente yo ya no llegaba al avión. Para colmo nos subimos al taxi y tiene el valor de decirnos que vive a 10 km de donde estábamos parados y que en 5 minutos estaba. Me dieron ganas de mandarlo a la mierda y decirle que me pagara el billete que había perdido por su culpa. Este fue el primer momento de estrés que tuve. 



El segundo vino el día del segundo intento de coger un avión para volver a casa. El coche seguía estropeado por lo que cogí un bus hasta Los Cristianos para allí coger otro que me llevara al aeropuerto del norte. Dicho bus lo ofertan como express y se supone que tarda 50 minutos en llegar al aeropuerto. Vamos que lo pone en grande en el exterior del autobús. ¡Tardamos una hora y cuarto! La conductora iba pisando huevos por la autovía. Cuando llegue al mostrador de facturación y vi la cola que había casi me da algo. Pero ahí tuve suerte ya que había hecho el check-in online y me colé por todo el morro en otro mostrador que abrieron en ese momento.



Volaba con vueling y esos días estaban en huelga por lo que lo hacían todo también con mucha pasimonia, cosa que me estaba poniendo de los nervios. Se les ocurrió la genial idea de embarcar por filas, así que a los que íbamos de la 16 a la 31 teníamos que embarcar primero. Y ahí se montó el lío padre porque los abuelos llevaban en la cola un montón de rato y no se querían mover y dejar pasar. Como suele pasar todos los que íbamos en la cola del avión eramos gente joven, había hasta un equipo de fútbol de mi edad más o menos. Los abuelos se empezaron a indignar y las señoritas monísimas de Vueling los tuvieron que echar de la cola para dejarnos pasar.



Después de esto estuvimos más de media hora dentro del avión esperando a que se situaran todos los abuelos y así poder despegar. Para colmo la última señora que entra en el avión va y se me sienta al lado, y no sabéis lo mejor: ¡toda su familia era de Huesca! Se pegó el viaje entero dándome el coñazo sobre sus primos, tios...

Lo único que me gustó del vuelo fue el piloto, madre mía que maromo. Salió de la cabina porque a un hombre le dio un chungo que le tuvieron que poner oxígeno y todo.



Cuando por fin aterricé en Barcelona, cosa que no podía creerme, fui a recoger la maleta y como no, tardó mil años en salir. Cogí un taxi y me fui directa a la estación de autobuses ya que tenía que coger uno dirección Huesca. Después de haberme levantado a las 6:30 de la mañana por fin llegué a casa a las 20:00.

Esta semana espero ponerme al día con el blog ya que tengo comentarios que contestar y cositas que enseñaros.

Pronto más.

6 comentarios :

  1. Madre mía que movida de viaje nena!!!

    ResponderEliminar
  2. Madre mía qué estrés! Te ha pasado de todo! jajaja! Preciosas fotos!

    ResponderEliminar
  3. Me alegro que llegaras bien, preciosas fotos. Bss.
    http://atentamente-carmen.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Que viaje más movidito, pero seguro que mereció la pena!! Un beso

    ResponderEliminar
  5. Qué fotografías tan bonitas! Es una alegría tenerte de vuelta ;)
    Muac,
    rockbellgoeswild.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  6. Preciosas las fotos!! un beso guapa!
    http://nsdmakeup.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...